Esta ruta la realizamos junto a una persona que conoce bien la zona, Berto que nos guio y fue explicando todo el camino anécdotas y nombres de los distintos lugares por los que íbamos pasando.
Fuimos en todo terreno por la ruta del Rio Alba, hasta la zona de la Vega, donde dejamos el coche y tomamos el camino de la izquierda para dirigirnos tras cruzar un riachuelo a la zona de Los Pandanes. Vamos tomando altura a medida que el amanecer da paso a la mañana y se va levantando la neblina mañanera.
Tras pasar por la fuente la Mayada del Fueyu , vemos algunas cabañas de llávana, donde iba, aún se acuerda, de pequeño con su abuelo Conchesu .Iniciamos la ascensión por una sierra de felechales, parece que el picu se va acercando pero aún tenemos que ir a la izquierda para subir por una ladera hasta otro pico desde el que ya vemos la cumbre pero aún falta un buen repecho que subir.. Cuando hacemos cumbre podemos ver el pueblo de la Felgueria, mirando hacia el Este y hacia el Oeste, los Valles del Aller y del Nalón a su paso por el concejo de Laviana, se ve la carretera del Corredor del Nalón y Pola de Laviana.
Se aprecia en el horizonte hacia el Norte, la línea del mar y el puerto del Musel. Pero la panorámica se empaña pronto por la niebla, por lo que, tras dar cuenta de bocadillos y fruta, procedemos a iniciar el descenso hacia la vega de la Valencia donde vemos el mojón que delimita Aller y Sobrescobio. La previsión metereológica da lluvia de tarde.
Nos dirigimos hacia la majada de Valsemana y de ahí hacia Llaimo, donde debido a una nube de verano que cayo días antes nos enterramos hasta las rodillas en algún tramo por lo que es dificilísimo avanzar. Llegamos a la Cruz de Los Rios orbayando, por lo cual después de varias horas de caminata sin apenas descanso, apretamos el paso, para ya por la Ruta del Alba llegar a la Vega donde cogemos el coche para regresar a Villamorey.
Actividades
Lugares de Interes